Tecnología de la CBR1000RR Fireblade y SP/SP2

El diseño de una deportiva

El alma de una superbike

Desplazarse

Logotipo Fireblade SP

Sato-san – Jefe de grandes proyectos

"Su verdadera finalidad, en cualquier escenario, es disfrutar de algo que no se siente normalmente en la vida diaria y que resulte insuperable".

Siempre en sintonía

El paquete de electrónica de la Fireblade une en perfecta sintonía piloto, moto y asfalto

Honda Fireblade de lado con piloto.

Máquina y piloto siempre bajo control, en cualquier ángulo.

El cerebro

La unidad de medición de inercia (IMU), que se encuentra cerca del centro de gravedad de la máquina es el centro neurálgico de la moto, e interpreta constantemente el ángulo de inclinación, ataque y guiñada.

La centralita de la moto también analiza la velocidad de las ruedas, el régimen del motor, y el uso de freno y acelerador del resto de ECU y, en función del modo de suspensión seleccionado por el piloto, calcula la fuerza óptima de compresión y amortiguación a diferentes velocidades.

A los frenos

El control de elevación trasera (RLC) ayuda a mantener bajo control el eje trasero al apurar las frenadas al máximo, sobre todo en curvas. También hay un nuevo ABS que controla la fuerza de frenado según el ángulo de inclinación; la Fireblade es tremendamente agradecida.

Vista frontal de tres cuartas partes de la Honda Fireblade en circuito.

El nuevo ABS trabaja en las curvas, lo que mejora la confianza cuando entras pasado en una curva. Un error común para la mayoría de los pilotos, incluidos los profesionales.

Vista lateral de la Honda Fireblade con piloto en circuito.

En cuanto empiezas a tumbar la CBR1000RR en una curva, su inquieto cerebro altamente tecnológico ya está realizando todos los cálculos necesarios.

Rendimiento en el corazón

Una unidad de potencia con alta capacidad de respuesta y un sonido embriagador.

Vista transversal del motor de una Honda Fireblade.

Inaudito en una moto de carretera, el motor es una obra maestra que combina la ingeniería y la electrónica de la RC213V.

En base a la filosofía Fireblade, este nuevo motor es 2 kg más ligero que en la anterior CBR1000RR y cuenta con nuevos pistones, junto con nuevos segmentos, que aumentan la compresión hasta una relación de 13:1 y suman 11 cv más. Ahora sube hasta las 13.000 rpm y genera un sonido grave y nervioso a través del escape de titanio.

Un gran cambio

Una nueva construcción del cigüeñal, una mayor alzada de válvulas y un calado revisado, contribuyen al aumento de rendimiento del conjunto. Además, el cárter y la tapa del encendido de magnesio se unen a otros componentes del embrague antirrebote para aligerar al máximo el conjunto desde el mismo motor.

Vista trasera de tres cuartas partes de una Honda Fireblade.

Diseñado para aumentar la distancia libre al suelo, el nuevo sistema de escape de titanio ahorra peso y favorece la centralización de masas de la moto.

Vista trasera de una Honda Fireblade.

Gestión de la potencia

Así funciona el sistema de selección de modo de conducción en la SP y SP2.

Primer plano de los mandos de una Honda Fireblade.

Las características de rendimiento de motor, chasis y, en la SP y SP2, la suspensión se controlan mediante electrónica y se ajustan constantemente en marcha. Los modos de la Fireblade se conocen como "rápido", "divertido" y "seguro", y se pueden ajustar con un cómodo mando situado en la piña de mandos del manillar izquierdo.

Modo uno

Proporciona una respuesta lineal y progresiva del acelerador, con un bajo nivel sobre el HSTC y control del freno motor, al tiempo que introduce unos ajustes altos de la fuerza de amortiguación.

Modo dos

Controla la generación de potencia en las tres primeras marchas con un control medio del HSTC, la suspensión, el freno motor y la amortiguación de la suspensión.

Modo tres

Analiza la generación de potencia de la cuarta a la última marcha. Una alta intervención del HSTC proporciona una mejor tracción y estabilidad, junto con un aumento del freno motor. Además, también se realiza un ajuste bajo de la suspensión.

Modos de usuario

Hay dos modos de usuario que dan lugar a cinco modos de conducción en total. Cuando se selecciona, se pueden programar los modos uno, dos y tres de la moto de forma independiente para adaptarse al estilo de conducción del piloto, así como a su peso, el diseño de la pista y las condiciones imperantes. Algunos ajustes también se pueden desactivar si lo desea.

Suspensión adaptable

Pionero en una moto de producción.

La Fireblade SP y SP2 son las primeras motos Honda equipadas con suspensión Öhlins S-EC en la rueda delantera y trasera, con una horquilla NIX30 de 43 mm y un amortiguador TTX36. En función del modo de suspensión seleccionado por el conductor, el sistema genera un tacto perfecto que se ajusta mediante la unidad de control de la suspensión (SCU) en las diferentes condiciones de marcha, aceleración fuerte, frenada y entrada en curvas.

Primer plano del amortiguador Smart-EC.

Se ha modificado la sección de la estructura del basculante y el subchasis para reducir el peso. El amortiguador de gas TTX36 Smart-EC (de Öhlins) cuenta con ajuste de precarga, compresión y amortiguación, y un recorrido de 60 mm.

Primer plano de las llantas Marchesini.

La rueda delantera de la SP CBR1000RR tiene un tacto excelente gracias a la horquilla Öhlins NIX130 de 43 mm, con ajuste de precarga, compresión y rebote, y un recorrido de 120 mm. Además, la SP2 monta unas llantas Marchesini.