Tecnología de la CBR1000RR Fireblade

El diseño de una deportiva

El alma de una superbike

Desplazarse

Logotipo Honda Fireblade SP.

Sato-san – Jefe de grandes proyectos

"Su verdadera finalidad, en cualquier escenario, es disfrutar de algo que no se siente normalmente en la vida diaria y que resulte insuperable".

Gestión de la potencia

Así funciona el Sistema de Selección de Modo de Conducción (SSMC) en la CBR1000RR Fireblade.

Primer plano de la pantalla TFT digital de la Honda CBR1000RR Fireblade.

El modo de conducción seleccionado se muestra en la pantalla TFT digital

El selector de potencia funciona a través del SSMC y ofrece cinco niveles de control. Si seleccionas el nivel uno te ofrece el rendimiento máximo en las seis marchas. El nivel dos ofrece una sensación de aceleración suave al abrir y cerrar gas. El nivel cinco ofrece el máximo rendimiento para una respuesta de aceleración moderada, pero todos los niveles tienen la misma respuesta al accionar el acelerador.

Ejemplos de uso de los diferentes modos de conducción de la CBR1000RR: el modo uno emplea todo el rendimiento del motor, justo lo que quieres en la pista. El modo dos es adecuado para carreteras sinuosas y el tráfico habitual de la ciudad, mientras que los modos tres a cinco son más seguros para conducir con más confianza sobre mojado o superficies mixtas.

Primer plano del selector de potencia de la Honda CBR1000RR Fireblade.

Una herramienta perfecta a tu alcance. Selecciona el modo que mejor se adapte a cada situación con el interruptor del manillar.

Rendimiento y corazón

Una unidad de potencia con alta capacidad de respuesta y un sonido embriagador.

Vista transversal del motor de una Honda Fireblade.

Inaudito en una moto de carretera, el motor es una obra maestra que combina la ingeniería y la electrónica de la RC213V.

En base a la filosofía Fireblade, este nuevo motor es 2 kg más ligero que en la anterior CBR1000RR y cuenta con nuevos pistones, junto con nuevos segmentos, que aumentan la compresión hasta una relación de 13:1 y suman 8 cv más. Ahora sube hasta las 13 000 rpm y genera un sonido grave y nervioso a través del escape de titanio.

Un gran cambio

Una nueva construcción del cigüeñal, una mayor alzada de válvulas y un calado revisado contribuyen para aumentar el rendimiento del conjunto. Además, el cárter y la tapa del encendido de magnesio se unen a otros componentes del embrague antirrebote para aligerar al máximo el conjunto desde el mismo motor.

Vista lateral de la Honda Fireblade con el sistema de escape de titanio.

Diseñado para aumentar la distancia libre al suelo, el nuevo sistema de escape de titanio ahorra peso y favorece la centralización de masas de la moto.

Vista trasera de una Honda Fireblade.

Mejores sensaciones

De la RC213V-S hereda el sistema de control de selección de par motor Honda.

Nunca has tenido una mejor sensación al trazar una curva rápida y abrir gas al salir. La ECU de FI nunca pierde el control: es una unidad multitarea que sabe exactamente qué relación debe haber entre la aceleración de la rueda trasera y la desaceleración de la delantera, y ajusta automáticamente la posición del acelerador electrónico (TBW). Al impedir que la rueda trasera derrape y mantener la rueda delantera firmemente sobre el asfalto en la pista, la Fireblade te hace sentir totalmente conectado a la carretera.

Vista delantera de tres cuartas partes de la CBR100RR Fireblade con piloto en circuito.

Brilla con luz propia

Su imagen es más agresiva y centrada en sus faros LED superbrillantes.

El flujo de aire está controlado por el ángulo de superficie del faro LED. Son superbrillantes para no pasar desapercibidos. Y hemos recortado la anchura del carenado delantero 24 mm para acentuar su carácter deportivo, de forma que el piloto se convierte en parte de la aerodinámica. El piloto trasero LED y los intermitentes son muy elegantes y se integran perfectamente en la sección de cola.

Primer plano del faro LED de la CBR1000RR Fireblade.

Las rejillas de ventilación estratégicamente situadas aumentan la estabilidad a altas velocidades.

Primer plano del faro LED e intermitentes de la Honda CBR1000FR Fireblade.

No importa por dónde la mires, la CBR1000RR es tan rápida como aparenta.

Equilibrio y control

Hemos transformado la conducción de la Fireblade.

Vista delantera de tres cuartas partes de la Honda CBR1000RR Fireblade.

Debajo del impresionante carenado encontrarás un chasis de aluminio que hemos rediseñado por completo.

Completamente rediseñado, con mayor rigidez, este exclusivo chasis hueco de doble viga está fabricado en aluminio fundido. Sus paredes se han rebajado para reducir su peso en 300 g, lo que permite aligerar la Fireblade en hasta 15 kg con respecto a la versión anterior. El subchasis de aluminio fundido también se ha renovado completamente: es delgado, muy rígido y pesa 600 g menos que el de su antecesora.

Estabilidad garantizada

El chasis incorpora el amortiguador de dirección electrónico de Honda (HESD), que mantiene la estabilidad de la rueda delantera al salir de las curvas. También hemos diseñado el basculante Unit Pro-Link, que ahora es más delgado en cada sección, lo que permite aligerar el peso. Todas las mejoras permiten que el chasis ofrezca mejor rendimiento y agilidad.

Vista lateral cortada de la Honda CBR1000RR Fireblade.

El chasis presenta un elegante acabado en negro característico de la Honda Fireblade CBR1000FR.

Vista trasera de la CBR1000RR Fireblade con piloto en circuito.

Toma las curvas con confianza; el chasis de la Fireblade es tan ligero que puedes cambiar de dirección prácticamente a voluntad.