Close

CUIDA TU HONDA DURANTE EL COVID-19

Llega el buen tiempo y, cómo no, una de las cosas que más nos apetece hacer es salir de ruta con nuestra moto. Lamentablemente, la situación actual nos lo impide, por lo que tenemos que seguir siendo responsables y quedarnos en casa para seguir ayudando a salvar vidas y frenar la curva del COVID-19 hasta que las autoridades lo crean conveniente. Pero todo esto no quiere decir que te olvides de tu moto. Ahora es importante tener en cuenta una serie de precauciones para evitar que sufra un deterioro prematuro de alguno de sus componentes. A continuación, te indicaremos unos sencillos pasos para que puedas cuidar correctamente tu moto durante estos días y así asegurarte que esté totalmente preparada para reanudar la marcha.

14 de abril de 2020

UBICACIÓN

•       La moto debe guardarse en una zona que esté seca y segura, alejada de la intemperie.

•       Lo mejor es evitar guardarla cerca de las ventanas, ya que la luz ultravioleta puede afectar a la pintura y a los componentes plásticos.

•       Una vez se haya escogido la ubicación ideal, lo más recomendable es cubrirla con una funda especial para motocicletas que sea transpirable.

•       Lo mejor es colocarla sobre el caballete central (si lo equipa).

LIMPIEZA DE LA MOTOCICLETA

Es oportuno limpiarla, sobre todo si ha circulado por carreteras con sal. Una vez limpia y seca, lo más recomendable es aplicar un spray abrillantador para metales y plásticos y pulimento, consiguiendo de esta manera crear una capa protectora repelente al agua y que protegerá las piezas tanto metálicas como plásticas de los rayos ultravioleta.

SISTEMA DE COMBUSTIBLE

Para motocicletas equipadas con un sistema de inyección

En estos casos, la fórmula más apropiada para asegurar el mantenimiento del sistema de combustible es llenando completamente el depósito con combustible nuevo. El nivel apropiado es sólo hasta la parte inferior de la boca de llenado del depósito.

LUBRICACIÓN Y AJUSTES

Verifica y ajusta la tensión de la cadena de transmisión y aplica la grasa correspondiente.  

BATERÍA

Se recomienda retirar la batería de la motocicleta y efectuar una carga de esta.

Si no puedes desconectar la batería, será suficiente con que al menos una vez a la semana arranques el motor y lo dejes a ralentí hasta que alcance la temperatura de funcionamiento., A partir de ese momento, acelera el motor varias veces hasta sobrepasar las 3000rpm, sin accionar los frenos. Esta operación mantendrá la carga de la batería, lubricará algunas partes del motor y renovará el combustible que hay en el sistema de inyección.

NEUMÁTICOS

Idealmente es mejor guardar tu moto tras haber revisado la presión de ambos neumáticos.

Si no puedes elevar ambas ruedas será recomendable que una vez a la semana muevas ligeramente la moto de posición para que el peso de la moto no descanse siempre en la misma zona del neumático.

Prepárate para la conducción

Antes de empezar a circular de nuevo, habrá que revisar los neumáticos en busca de grietas o fisuras. Si no se ha encontrado ningún deterioro, comprobaremos la presión para asegurarse de que está según lo recomendado en el Manual del Propietario.

Debemos realizar una comprobación del nivel de aceite y otros líquidos esenciales.

Si desconectaste la batería, limpia los bornes con un cepillo de púas y cúbrelos con grasa dieléctrica. Después, vuelve a instalar la batería.

También deberás limpiar los discos de freno por ambas caras con el producto específico. Antes de comenzar a rodar a mayor ritmo, comprueba que todo va bien con una circulación a bajas velocidades y revoluciones.

Si tenías pendiente una visita a tu concesionario Honda, recuerda llamar con antelación para concertar cita, de este modo te aseguras tener la moto lista para cuando la necesites.

Recuerda que, además de estas recomendaciones, también puedes consultar el Manual del Propietario de tu moto.