Mundo Honda

Inspirado por los sueños

Nuestra filosofía se basa en una creencia fundamental: hacer felices a nuestros clientes y mejorar sus vidas. Siempre nos esforzamos para desarrollar nuestras ideas y cumplir nuestras ambiciones, compartiendo el placer y la emoción de lograr esto con todo el mundo.

Desplazarse

Logotipo de Honda.

La valentía para desafiar lo establecido

"Si haces un producto superior, la gente lo comprará" (Soichiro Honda)

Nuestras creencias, principios y políticas fundamentales

Nuestros fundadores, Soichiro Honda y Takeo Fujisawa, inculcaron su sueño en la filosofía de Honda. Se basa en dos aspectos fundamentales: el respeto a la persona y algo que nosotros denominamos "Los tres placeres". Hoy en día, todos nuestros empleados siguen teniendo presente esta filosofía y se aplica en todas nuestras actividades corporativas.

Pero la visión de Honda no es solo teoría. Nuestros empleados saben que la empresa confía en ellos y les anima a enfrentarse a los desafíos sin temer al fracaso. En Honda se respeta a todo el mundo. Soichiro no lo habría hecho de otra manera.

Respeto a la persona

Iniciativa, confianza, igualdad.

Honda es una empresa basada en el respeto mutuo. Sabemos que cada persona piensa de un modo distinto, así que animamos a los empleados a actuar a su manera y a ser responsables de ello. Nuestra cultura de confianza mutua nos ayuda a confiar los unos en los otros y a intercambiar conocimientos.

Vista aérea del Honda Jazz con empleados de la fábrica.
Asimo y varios alumnos en la escuela de los sueños de Honda.

Soñadores del futuro: ASIMO entretiene a los alumnos que asisten a la escuela de los sueños de Honda en Swindon.

Los tres placeres

Comprar, vender, crear.

El placer de comprar

Queremos que nuestros clientes tengan la sensación de haber elegido sabiamente y que puedan disfrutar durante años del fiel servicio prestado por Honda.

El placer de vender

Nuestra gama debe servir como motivación para nuestros concesionarios. Un concesionario no puede vender fácilmente un producto que no inspira confianza.

El placer de crear

Si nuestros clientes y concesionarios están satisfechos, nuestros equipos de desarrollo pueden estar orgullosos de su trabajo, un trabajo bien hecho.

Primer plano del Honda Civic de 4 puertas con portabicicletas.
Honda Uni Cub en una biblioteca.
La primera familia que adquirió un Honda FCX.
Jamie Lee Curtis y su Honda Clarity FCX.

Los monos blancos

"Un buen producto no puede fabricarse en una planta sucia".

Vista delantera del Honda Civic de 5 puertas con empleados.

Hoy en día, todos nuestros técnicos de todo el mundo siguen luciendo un mono blanco en honor a la idea original de Soichiro.

Todos los empleados de una fábrica de Honda deben utilizar un mono blanco, incluso el presidente. La ropa blanca permite ver mejor la suciedad: si se extrema la limpieza en la planta, nunca se verá suciedad. Esa fue la idea que Soichiro Honda tuvo en 1952, una idea que perdura hasta la actualidad.

El placer de trabajar

En Honda queremos que todos puedan disfrutar de su puesto de trabajo, hablar con sinceridad, proceder con ambición y valorar el esfuerzo. Creemos que esto ayuda a nuestros empleados a fabricar productos con una excelente relación calidad-precio y de alta calidad. ¿Nuestro objetivo? Garantizar la satisfacción del cliente.

Soichiro Honda y algunos empleados de la fábrica con monos blancos.

Soichiro Honda se caracterizaba por tener una mente muy clara y tuvo la idea de imponer el uso de monos blancos para garantizar la limpieza del entorno de trabajo en todo momento.